Camas sin cabecero

Camas de madera maciza de origen y con legislación EuropeaCamas de madera maciza con barniz ecológico Livos
Todas las camas y somieres de madera que fabricamos en Haiku-Futon, sirven para cualquier tipo de futon o colchón, incluyen siempre un somier de madera maciza, no siendo necesarios los tatamis.
En todas nuestras camas el cabezal es opcional.

Materiales de fabricación de las camas sin cabecero

La fabricación de muebles, camas y somieres, la realizamos siempre con madera maciza, solamente algún complemento, como los cajones pueden estar hechos con otros materiales, si fuera el caso, lo verá especificado en sus características.
Toda la madera que utilizamos para fabricar nuestros muebles proviene de talas controladas, con origen y legislación Europea.

Todos nuestros muebles, camas, somieres llevan un tratamiento a base de un barniz ecológico de la prestigiosa y conocida casa alemana Livos. Son aceites endurecedores de la madera. Así mismo, damos un acabado final con cera “Bekos” de la misma marca, este tipo de acabado natural resalta la veta de la madera, dejándola respirar con el poro abierto, además es completamente inocuo para personas y animales.

Mostrando todos los resultados 10

Camas sin cabezal criterios para su elección

Las camas sin cabezal son siempre una buena opción inicial ya que la pieza del cabezal se quede añadir en una fase posterior si se considera necesario. Otra de las razones por las que este tipo de camas son una buena opción, es por que quedan muy bien en camas de tatamis, en camas de mucha anchura y en general en camas de patas muy bajas porque crean un ambiente de elegante sencillez en la que se minimizan los elementos. Este tipo de camas, dejan mayor libertad para colocar la cama en diferentes posiciones si el espacio lo requiere, esto puede ser habitual en camas estrechas donde pueden colocarse o un travesaño o un larguero contra la pared. Las camas sin cabezal quedan mejor si hay una cama nido debajo que requiera para su abertura la posición de un larguero contra la pared, también existe la posibilidad en ellas de colocar dos cabezales, pero uno solo la deja un poco desequilibrada. Las camas sin cabezal son adecuadas en altillos con techos abuhardillados porque dan sensación de mayor amplitud y porque no interfieren con las líneas de caída de los techos.